Ver todos
Loading...
Ver todos

Recuerdos de Teramo, 2011: un misil llamado Cavendish

06/05/2023

Que en la décima etapa del Giro de Italia Mark Cavendish aún no hubiera ganado era bastante inusual. El británico era el sprinter líder del pelotón en aquellos años (lo había sido durante mucho tiempo), pero en 2011 había empezado la temporada algo más lento que en los tres años anteriores, en los que había acumulado la friolera de 17 victorias en 2008, 22 en 2009 y 11 en 2010.

Hasta ahora sólo había ganado dos carreras y en la Corsa Rosa sólo había conseguido disputar el sprint del segundo día, en Parma, pero fue batido por Alessandro Petacchi. Así que en la Termoli-Teramo, de 159 kilómetros, CannonBall, en ese momento con el maillot HTC Highroad, era el corredor más esperado, el que tenía que dar alguna señal a los aficionados y al equipo. Así fue, Cavendish no se dejó preguntar dos veces y en la línea de meta de Teramo desató uno de sus infames sprints, anticipándose claramente a todos sus rivales.

El sprint lo prepararon los hombres del QuickStep, con el futuro ganador de la Milán-San Remo Gerald Ciolek, que sin embargo midió mal el sprint de su compañero Francesco Chicchi; en ese momento trató de anticiparse a Alessandro Petacchi (Lampre-ISD), pero Cavendish se apresuró a coger su rueda y saltarle claramente en los últimos 50 metros. La segunda plaza fue para Francisco Ventoso (Movistar), mientras que Petacchi tuvo que conformarse con la tercera. En la maglia rosa estaba Alberto Contador, que el día anterior se había desmelenado en las laderas del Etna.

Para Cavendish fue su sexta victoria en las carreteras del Giro de Italia. Hasta la fecha suma 16, la última el año pasado en Balatonfüred (Hungría).

¡SÍGUENOS
#giroditalia

patrocinador principal