Ver todos
Ver todos

No sólo Van der Poel

19/05/2022

Cuando en una etapa como la de Parma-Génova estás en una escapada de 25, para aspirar a ganar no puedes dar un paso en falso. No sólo se necesitan piernas, sino también mucha cabeza e inteligencia táctica. Del tipo que hoy ha tenido Stefano Oldani (Alpecin-Fenix), pero también Lorenzo Rota (Intermarché-Wanty-Gobert) y Gijs Leemreize (Jumbo-Visma), a pesar de tener cero victorias profesionales en tres. Llegar a la escapada podría haber sido ya un éxito, ya que sobrevivir a una primera hora a una velocidad media de más de 55 km/h no es algo trivial. En cambio, Oldani, Rota y Leemreize demostraron que todavía tienen mucha gasolina en el depósito.

A pesar de su inexperiencia en carreras de este prestigio, los tres se movieron a la perfección, arriesgando todo a falta de más de 50 km. Rota comenzó en las últimas cuestas de La Colletta, y Oldani y Leemreize se dieron cuenta rápidamente de que era una acción digna de atención, ya que en la última subida, la más exigente Valico di Trensasco, probablemente pagarían el precio.

Sin embargo, incluso en la subida final los tres fueron muy rápidos, perdiendo apenas un puñado de segundos frente a escaladores puros como Bauke Mollema (Trek-Segafredo), Wilco Kelderman (Bora-hansgrohe), Santiago Buitrago (Bahrain Victorious) y Lucas Hamilton (BikeExchange-Jayco), y Oldani, que había estado esperando el regreso del capitán Mathieu Van der Poel, salió en solitario, convirtiéndose en el líder del Alpecin-Fenix por un día. Por otra parte, mientras Oldani volaba cuesta arriba, Van der Poel naufragaba, lo que significa simplemente que, hoy, Oldani era más fuerte que Van der Poel.

Al final, los tres tuvieron que jugarse el éxito en el sprint y fue el más rápido del pelotón, Oldani, que en sus primeros años como profesional pudo tomar lecciones de corredores como Philippe Gilbert, John Degenkolb y, de hecho, Van der Poel. Hoy ha empezado a cosechar lo que ha sembrado hasta ahora. Nacido en Busto Arsizio, en la provincia de Varese, en 1998, con un diploma en gráfica publicitaria, ha demostrado potencia y talento desde las categorías inferiores. Entre los juniors fue campeón de Italia de contrarreloj, entre los sub-23 dos veces tricolor en la contrarreloj por equipos. En la pista ganó el título en la madison (juniors 2014) y en la persecución por equipos (juniors 2015), pero al parecer también puede ir muy fuerte en la subida.

Creció en el Polartec-Kometa de Basso y Contador, antes de dar el salto a los profesionales con el Lotto Soudal y luego pasar al Alpecin-Fenix. Si dos equipos con un fuerte bagaje flamenco han puesto sus ojos en un joven italiano, significa que hay talento de sobra.

Seguici
sui social
# giro

¿Quieres estar al día sobre el mundo del Giro de Italia y otras carreras de RCS Sport?

Suscríbase
al boletín de noticias del
Giro de Italia

patrocinador principal