Ver todos
Ver todos

Gracias Hungría: un delicioso entrante

09/05/2022

Giro d'Italia

No olvidaremos la afluencia de gente en la ruta durante los tres días.

Coreografía, vítores salvajes, un mar rosa de húngaros que dieron la mejor bienvenida posible al grupo. Así que gracias Hungría, gracias Budapest, gracias Visegrad, gracias Kaposvár, gracias Balatonfüred y gracias a todos esos pueblos en medio de las tres etapas que hicieron sentir su calor a la caravana rosa. Hungría es un país de ciclismo, pero la vertiente competitiva de la disciplina aún está aprendiendo. Los tres corredores húngaros, Attila Valter, Barnabas Peak y Erik Fetter, actúan como portavoces, y se espera que el paso del Giro transmita a los jóvenes el deseo de pedalear y de formar parte algún día de ese grupo.

El espectáculo técnico también fue de primera categoría

Tres ganadores de absoluto prestigio: Mathieu Van der Poel en Visegrad, Simon Yates en la espléndida contrarreloj de la capital, de Pest a Buda, y su majestad Mark Cavendish en Balatonfüred. El hombre más esperado y deseado, Mathieu, en la Maglia Rosa en su regreso a Italia. Era difícil pedir más. Los tres días en Hungría sólo han hecho que se nos haga la boca agua para lo que está por venir.

 

No sólo el Etna y el Blockhaus: muchas trampas en la primera semana

El día de descanso de hoy es un día de descanso en cierto modo, ya que los corredores han tenido que tomar un vuelo chárter a Sicilia y viajar a Avola, donde mañana comenzará la cuarta etapa. No es una etapa trivial, ya que los corredores llegarán a Rifugio Sapienza, en el Monte Etna, el primer final cuesta arriba de esta Corsa Rosa. El ascenso final no es prohibitivo (23 km al 6%), pero habrá que prestar atención a las condiciones meteorológicas, ya que en estos días en la cima del volcán hubo lluvia, viento y frío.

En cualquier caso, toda la semana – atípica para una primera semana, con muchas trampas incluso para los hombres de la CG – parece bastante interesante. Después del Etna habrá una oportunidad de tomarse un respiro con las etapas de Catania-Messina y Palmi-Scalea, que deberían permitir a los velocistas dar rienda suelta a sus caballos. Pero al día siguiente hay que volver a subir con la carrera Diamante-Potenza, que discurrirá íntegramente por los Apeninos de Lucania y no tendrá ni un metro de llanura. Es posible que los hombres de la CG no ataquen, pero hay espacio para ataques desde lejos y posibles emboscadas.

Lo mismo ocurre con el día siguiente, en el que la ciudad de Nápoles y la localidad de Procida desempeñan un papel importante. La capital de Campania ofrecerá un montón de pequeños sprints para hacer que la etapa sea emocionante y un potencial coto de caza para los fugados. Lo único seguro es que el escenario en el que se desarrollará la etapa será digno de mención. La semana concluye con uno de los finales cuesta arriba más duros del Giro de Italia, el Blockhaus (14 km al 8,5%), que también estará precedido por el Passo Lanciano (10,8 km al 7,2%). Aquí se espera el primer gran empujón a la Corsa Rosa, las diferencias entre los corredores de la clasificación general florecerán y las jerarquías en la carrera serán más claras.

Habrá diversión, estén atentos.

¡SÍGUENOS
# giro

¿Quieres estar al día sobre el mundo del Giro de Italia y otras carreras de RCS Sport?

Suscríbase
al boletín de noticias del
Giro de Italia

patrocinador principal