Ver todos
Loading...
Ver todos

El suelo bajo tus pies

26/05/2021

Gianni Moscon, de Trento, ha celebrado hoy el hecho de rodar por las carreteras de casa uniéndose a la primera escapada.

A falta de 5 km para el final, en la subida de Sega di Ala, el grupo de la Maglia Rosa le alcanzó. Cuando se puso al frente del grupo, Egan Bernal, que con Jonathan Castroviejo y Dani Martínez todavía tenía dos ayudantes, se hizo con la etapa. La única pregunta que quedaba por responder era si Dan Martin, que todavía estaba a un minuto o más por delante de ellos, se mantendría alejado y conseguiría su primera victoria de etapa en el Giro de Italia.

Pero siempre es cuando crees que tienes las cosas claras -juventud, salud, ingresos, estabilidad emocional, lo que sea- cuando el suelo parece desaparecer bajo tus pies, como ocurrió con Remco Evenpoel en Brentonico (la ciudad de los quesos, apropiadamente) donde, para evitar la caída de los corredores que le precedían, dio un salto mortal en la barrera. Eso pareció galvanizar a su compañero de equipo Pieter Serry, que también había estado en la primera fuga. Cuando el grupo de la Maglia Rosa le alcanzó, Serry se puso al frente y lanzó una frenética ráfaga de velocidad, preparando a Almeida para la subida final.

Después de Montalcino, el que fuera líder de la carrera el año pasado había preferido no decir lo que pensaba de tener que esperar a Remco. Ahora, con su colíder fuera de la ecuación, se escabulló, incitando a Simon Yates a responder a falta de 4 kilómetros. La Maglia Rosa y su ayudante Dani Martínez se pusieron rápidamente a su rueda. Cada vez que Yates les llevaba hasta Almeida, el corredor portugués lanzaba una aceleración al estilo Henry-Rono, para acabar robándole la segunda posición de la etapa. Pero esos ataques tan bruscos liberaron a Yates de Bernal, que de repente fue incapaz de seguirle. Podrían haber hecho aún más daño: la pregunta era, y sigue siendo, ¿ha reaparecido el dolor de espalda que puso fin a la campaña de Egan en el Tour de Francia?

Tras la etapa, Egan restó importancia a lo sucedido: “Yates estuvo impresionante, la etapa era perfecta para él. Tuve un mal día pero no perdí mucho tiempo”.

Pero el problema no son los segundos y los minutos: el problema es que quedan cuatro subidas más de categoría uno. ¿Las resistirá la espalda de Egan?

Dan Martin prometió a su mujer antes de la etapa de Montalcino que no arriesgaría su cuello. Ese día, sus esperanzas en la clasificación general se esfumaron en una nube de polvo. A la mañana siguiente, cuando se le preguntó a Alex Dowsett por la decepción del equipo, dijo: “No tanto como se podría pensar”. Hoy, Dan Martin ha dado la explicación.

“Para esto he venido, para intentar ganar una etapa. Sabía que hoy era una de mis últimas oportunidades. Teníamos un plan para meterme en la escapada. Todo el mundo trabajó para ello. Nicki [Sørensen] me ha informado de toda la subida, y sabía por mi reconocimiento lo que tenía que hacer. He rodado a buen ritmo en el tramo más empinado, y luego he dado gas a fondo a falta de 2 km y medio”.

Después de perder a Kris Neilands el primer día, de hacerse con la Maglia Rosa con Alessandro De Marchi, y de perderlo a él y a Dowsett por una horrible caída y por enfermedad, Dan Martin ha escrito otro capítulo de la montaña rusa de emociones del Israel Start-Up Nation.

Seguici
sui social
# giro

¿Quieres estar al día sobre el mundo del Giro de Italia y otras carreras de RCS Sport?

Suscríbase
al boletín de noticias del
Giro de Italia

patrocinador principal