Ver todos
Loading...
Ver todos

Giro d’Italia 2021, Etapa 13: Ravenna – Verona. El Dante del ciclismo

20/05/2021

Giro d'Italia 2021, Tappa 13: Ravenna – Verona. Il Dante del ciclismo

Etapa 13: Ravenna - Verona. El Dante del ciclismo

La decimotercera etapa del Giro 2021, de Rávena a Verona, es sin duda la etapa más dantesca de un Giro d’Italia que rinde homenaje, en el 700º aniversario de su muerte, al poeta de la Divina Comedia, cuya tumba sigue siendo un lugar de peregrinación en el centro de la ciudad de Rávena. Alighieri murió en Rávena en 1321 tras diecisiete años de exilio de Florencia. Y permaneció en Verona entre 1313 y 1318, antes de regresar a Romaña para los últimos años de su atormentada vida como fugitivo. Al señor de Verona, Cangrande della Scala, Dante le dedicó el tercer canto de la Comedia, el Paraíso, y le dirigió una epístola en latín que constituye un documento fundamental para interpretar el contenido del texto, desde el punto de vista literario y filosófico.

Verona, y en particular la Arena, recibió a los últimos corredores triunfantes del Giro, como Battaglin y Moser, Basso y Carapaz. Y ganadores de etapas como Girardengo y Binda, Van Steenbergen y Poblet, Darrigade y Gualazzini desfilaron con los brazos en alto. Pero si hablamos de una etapa dantesca, por tanto medieval y ascética, pero también vibrante de patetismo e invectivas, el fugitivo gibelino está acompañado por su conciudadano: Gino Bartali.

 

Ginettaccio ganó en Verona en 1940, en una carrera en la que fue derrotado y que le reveló, sorprendentemente, el antagonista fatal de sus años futuros: Fausto Coppi

Una caída al principio del Giro y luego la inesperada explosión de su novato ayudante le confinaron, obtorto collo, al papel de guardián providente. El joven Fausto ganó también gracias a su apoyo y sus ánimos: en la Pieve di Cadore-Ortisei, en una escapada de dos hombres, en las rampas de Pordoi, le esperó en un momento de crisis, le espoleó, le sacudió, le frotó el cuello con un puñado de nieve y luego le llevó con él a la meta: primero Gino, segundo Fausto y la maglia rosa asegurada en Legnano.

Dos días después, el Giro llegó a Verona para su penúltima etapa. Como escribió Orio Vergani, Bartali quería volver a dejar su huella: sólo reiterar que si alguien había pensado que para el antiguo campeón ese Giro había sido un relevo, estaba muy equivocado. Ante la llegada a Verona, a Ginettaccio le bastó un pequeño bache en el Torricelle – “un pequeño resorte”, habría dicho- para encender su talento de escalador y poner a todos en fila. El rey de la montaña”, escribió Oriani, “quería ganar incluso en esta pequeña subida sentimental de Verona. Realizaba hazañas sonrientes, como para un campeón mundial de halterofilia sería levantar un huevo duro. Bartali, ganador de los Dolomitas, los Alpes en Francia y los Pirineos, también triunfó en la subida donde el piovano se pasea, breviario en mano”. Dos días después, el 10 de junio de 1940, Italia entró en la guerra. Y para Bartali, Coppi y todos los demás habría destinos diferentes.

 

Seguici
sui social
# giro

¿Quieres estar al día sobre el mundo del Giro de Italia y otras carreras de RCS Sport?

Suscríbase
al boletín de noticias del
Giro de Italia

patrocinador principal