Ver todos
Ver todos

Contra todo y contra todos

22/05/2022

Giulio Ciccone ha decidido hoy cobrar la factura pendiente que tenía con el ciclismo. En el último año, al ciclista de Abruzzo le han cortado las alas de forma abrupta por la suerte, justo cuando intentaba emprender el vuelo hacia una nueva dimensión como correodr.

En 2021, abandonó el Giro por una caída, provocada por otros, y luego también dejó la Vuelta por otra caída, también provocada por otros. En ambos casos, entre otras cosas, estaba luchando por estar entre los 10 primeros. Y en estos casos no se tiende a analizar la situación, a entender el cómo y el porqué, sino que sólo se mira la clasificación. Para la opinión pública, Ciccone simplemente se retiró de dos Grandes en el mismo año; suficiente para considerarlo un gran farol. En el espacio de unos meses, pues, Ciccone pasó de ser considerado uno de los mejores atletas del ciclismo italiano, el corredor en el que confiar para las grandes carreras por etapas, para la era post-Nibali, a un corredor sobrevalorado.

Como suele ocurrir en estas coyunturas, no hay medias tintas. De ser muy fuerte, Giulio pasó a ser muy pobre. Hoy, sin embargo, el corredor del Trek-Segafredo ha vuelto a la pista, que, a su pesar, había tenido que dejar hasta la semana pasada, cuando era evidente que seguía luchando contra las secuelas de la bronquitis, la fiebre alta y los antibióticos que había tenido que tomar hasta unos días antes del comienzo del Giro de Italia.

El colapso en su subida, el Blockhaus, podría haber sido un duro golpe para la moral, pero Ciccone reaccionó magníficamente, dando un espectáculo hoy. “Por el momento en que llega, esta es la victoria más bonita de mi carrera”, dijo tras el triunfo de hoy en Cogne. Fue un éxito traído a casa por la fuerza, con ataques y contraataques desde el inicio de la etapa para intentar alejar una escapada. Al final, pudo insertarse en el intento bueno y en la subida de Verrogne reventó el grupo de escapada con una serie de aceleraciones que sólo pudieron resistir Santiago Buitrago (Bahrain Victorious), Antonio Pedrero (Movistar) y Hugh Carthy (EF Education-EasyPost).

La subida final a Cogne no presentaba muchos puntos en los que marcar la diferencia, excepto el primero, en el que Ciccone atacó tres veces, acabando con la resistencia de sus rivales uno a uno. El último en ceder fue Carthy, aplastado por otro cambio de ritmo del corredor de Abruzzo a falta de unos 18 km. A partir de ahí fue un espectáculo individual para Ciccone, que en esos 18 km se llevó todas las piedras que necesitó para quitarse los zapatos. Tras la meta, un grito liberador para dejar atrás de una vez por todas este periodo de dos años. En la cara de todo y de todos.

Mañana el grupo descansa, pero el martes les espera Mortirolo y Valico di Santa Cristina en la Salò-Aprica. Comienza la gran final.

Seguici
sui social
# giro

¿Quieres estar al día sobre el mundo del Giro de Italia y otras carreras de RCS Sport?

Suscríbase
al boletín de noticias del
Giro de Italia

patrocinador principal