volver a las noticias

31 octubre 2018

Giro 2019, la historia de un estilo italiano

La próxima edición del Corsa Rosa, que verá su 102ª edición, será prácticamente toda italiana, con un solo traspaso en la República de San Marino.

Salida desde Bolonia el 11 de mayo y llegada a Verona el 2 de junio con la última pasarela en la Arena. Ambas etapas serán contrarreloj individuales. 3,518.5 kilómetros son el total de kilómetros de esta edición que incluye 46,500 metros de altitud, uno de los recorridos más difíciles en los últimos años.

El recorrido se caracterizará por 3 cronómetros, 6 etapas de dificultad baja adecuadas para velocistas, 7 de dificultad media y 5 de dificultad alta. Habrá 7 llegadas cuesta arriba, incluyendo las 2 pruebas de tiempo en Bolonia y San Marino.

La Cima Coppi será el Paso Gavia con sus 2.618 metros, la Montaña Pantani el Mortirolo y la etapa Bartali el Bolonia-Fucecchio. Homenaje a Coppi en el centenario de su nacimiento con la llegada a Novi Ligure y Cuneo-Pinerolo.

Además de los deportes, habrá muchos temas socioculturales que se desarrollarán a lo largo del trazado de 3.518,5 km. Con la llegada a L’Aquila, 10 años después del terremoto que la sacudió a las 3:32 am del 6 de abril de 2009, será uno de los momentos más emocionantes del Giro. El Corsa Rosa también recordará personajes y lugares que han hecho de la historia pasada y reciente de Italia como el “genio” de Leonardo da Vinci 500 años después de la muerte o Indro Montanelli, ensayista y periodista histórico 110 años después de su nacimiento en Fucecchio. La llegada a Pesaro recordará al gran compositor Gioacchino Rossini.

GRANDE PARTENZA Y PRIMERA SEMANA

Será la Región de Emilia-Romaña el lanzamiento del Giro d’Italia 2019. Primera etapa con una corta pero intensa contrarreloj, con los primeros 6 km planos y los siguientes 2 km en ascenso muy fuerte. Se recorren las calles ciudadanas en el centro de Bolonia hasta llegar al pie de la subida de San Luca: 2,1 km con un promedio del 9,7% y secciones largas de más del 10/12% hasta el máximo del 16% en el último km. Se sale otra vez desde Bolonia con una etapa movida desde la carretera que cruza los Apeninos para bajar a Prato y enfrentar las colinas del distrito empolés antes de la llegada de Fucecchio. Esta será el “Tappa Bartali”, donde el Giro también recordará al gran periodista Indro Montanelli 110 años después de su nacimiento en Fucecchio.

En honor al genio de Leonardo da Vinci y con motivo del 500 aniversario de su muerte (2 de mayo de 1519), el Corsa partirá de su ciudad natal para dirigirse a Orbetello, donde se colocará la llegada (primera oportunidad para las ruedas rápidas del grupo) y desde donde al día siguiente se dará la salida de la 4ª etapa. Desde la Toscana, a través de la Maremma, llegamos a Lazio, en Frascati (llegada en ascenso ligero adecuado para los finisseur). De Frascati a Terracina, quinta etapa, otra gran oportunidad para los velocistas antes de las onduladas etapas de los Apeninos del Sur Central. El jueves 16 de mayo se sale de Cassino (justo en los días de la liberación después de la Operación Diadem, 11-19 de mayo de 1944, hace 75 años) a San Giovanni Rotondo en el Parque Nacional de Gargano (donde se encuentran los restos de San Pio da Pietrelcina).

Salida desde el mar Adriático, en Vasto, para la séptima etapa que tendrá un significado especial dada la llegada a L’Aquila, 10 años después del terrible terremoto que devastó esas tierras en 2009. El sábado 18 de Abruzzo a Marche donde, después de la salida de Tortoreto Lido, se llega a Pesaro, el lugar de nacimiento del compositor Gioacchino Rossini. Una fracción larga (235 km) y muy insidiosa en la final. De Riccione a San Marino (el único traspaso del Giro d’Italia 2019) hay una contrarreloj individual muy difícil dividida en dos partes: la primera, ondulada, hasta la entrada en el territorio de la República de San Marino y la segunda, cuesta arriba, hasta la llegada. Este también será el Wine Stage del Corsa Rosa dedicado este año a Sangiovese. Lunes 20 primer día de descanso del Giro en Romagna.

SEGUNDA SEMANA

Comienza el martes 21 con un escenario completamente plano a través del valle del Po: desde Ravenna hasta Módena, con un muy probable esprint final, a través de carreteras que cubren parte de las áreas afectadas por el terremoto en 2012. La etapa 11 se moverá de Carpi para llegar a Novi Ligure. La línea de meta se colocará junto a la casa donde vivió el Campionissimo Fausto Coppi con Giulia Occhini (la Dama Blanca), quien murió después de un accidente automovilístico justo en frente de la casa de Coppi en 1993. El Cuneo-Pinerolo al día siguiente nos recuerda el Campionissimo en el Giro d’Italia 1949 cuando, en fuga solitaria, Coppi infligió más de 11 minutos a Gino Bartali. El recorrido será totalmente diferente al de hace 70 años; etapa corta pero intensa con el doble paso en la parte superior del Muro de Via dei Principi de Acaja (pendientes de hasta el 20%) y el ascenso de Montoso, el primer GPM de primera categoría que se encuentra en el Giro 2019.

Se continúa subiendo en la etapa 13 que llevará al grupo de Pinerolo a Ceresole Reale (Lago Serrù) ubicado en Alta Valle Orco en la provincia de Turín con 3 GPM duros. Primero el Colle del Lys de Val Susa y luego el ascenso de Pian del Lupo (Santa Elisabetta) sobre Cuorgné/Castellamonte y el ascenso final del Colle del Nivolet al Lago Serrù. Se toma la “carretera antigua” que tiene pendientes importantes de hasta un 14/15%.

Otra etapa de dificultad “5 estrellas” el sábado 25, que comienza en Saint-Vincent y llega a Courmayeur. Etapa muy corta (131 km) con 5 GPM y un nivel de altitud muy alto (4.000 m) en relación con la brevedad de la etapa. Se suben el Verrayes, Verrogne, Truc d’Arbe (Combes) y Colle San Carlo, antes de la llegada cuesta arriba de Courmayeur, donde en 1959 Charly Gaul ganó el escenario y vistió el Maglia Rosa para luego ganar el Giro d’Italia. Estas son largas subidas y altas pendientes unidas sin aliento. Al día siguiente, desde Ivrea hasta Como, la etapa más larga del Giro (237 km) con el “clásico” final del último Lombardía: Madonna del Ghisallo, la Colma di Sormano (sin Muro), Civiglio y San Fermo antes de la llegada en el Lago Lungo. Lunes, 27 de mayo, segundo y último día de descanso del Corsa Rosa en Como.

TERCERA Y ÚLTIMA SEMANA

La última semana comienza de inmediato con fuegos artificiales, el martes 28 de mayo, en el escenario que llevará al grupo de Lovere a Ponte di Legno. Etapa alpina de 226 km y 5.700 m de altitud. Se suben el Passo della Presolana, la Croce de Salven, el Paso Gavia (Cima Coppi) y el Paso Mortirolo (Montaña Pantani) desde el lado “mítico” de Mazzo di Valtellina. Una etapa dura que podría dividir el Giro d’Italia en dos.

La 17ª etapa comenzará desde Commezzadura, que incluye inmediatamente un ligero descenso a lo largo del Val di Sole, hasta el ascenso hacia el Passo della Mendola. Después del descenso en Bolzano, se sube por el Valle dell’Isarco y, después de Bressanone, la Val Pusteria. Tras subir en la subidas de Naz y Terento largo ascenso final hasta Anterselva (Estadio de Biatlón), donde se celebrarán los Campeonatos del Mundo en 2020. Al día siguiente, desde Valdaora a Santa Maria di Sala, un escenario prácticamente todo cuesta abajo y plano, a través de Cortina d’Ampezzo, Longarone, Alpago, Vittorio Veneto, Conegliano y Noale, conducirá al probable sprint final.

Treviso-San Martino di Castrozza será la fracción número 19. Etapa corta con llegada cuesta arriba. La primera parte es movida pero no muy dura con las subidas de Montello y Passo San Boldo antes del ascenso final: llegada de una pendiente de no alta pendiente adecuada para escaladores. El sábado 1 de junio, los últimos trabajos en las montañas con una fracción muy exigente y el último ascenso del Giro: etapón de Dolomitas de más de 5,000 m de altitud con las subidas de Cima Campo, Passo Manghen, Passo Rolle y el ascenso final de Croce d’Aune-Monte Avena.

FINAL EN VERONA

15,6 km de cronómetro final en Verona (en el Circuito de Torricelle). Primera parte de la ruta en carreteras rectas, seguida del ascenso de laa Torricelle (4,5 km al 5% con algunos “escalones”). Descenso de 4 kilómetros hasta Piazza Bra y la Arena, donde se coronará al ganador del Giro d’Italia 2019.

PILDORAS ESTADISTICAS

  • Por segunda vez en la historia, el Giro comienza desde Bolonia después del 22 de mayo de 1994. En ese momento comenzó con un semi-etapa en línea ganada por Endrio Leoni, seguida de una contrarreloj ganada por el francés Armand de las Cuevas. Bolonia hizo su aparición el primer día del primer Giro, en 1909, cuando fue el hogar de la Milán-Bolonia de 397 km (el ganador fue Dario Beni).
  • Por cuarta vez, el Giro d’Italia termina en Verona con una contrarreloj individual. Estos son los precedentes:
    • 1981, Soave-Verona: etapa a Knut Knudsen, Prim gana solo dos segundos a el Maglia Rosa Giovanni Battaglin, quien gana el Giro con 38″ sobre el sueco.
    • 1984, Soave-Verona: etapa a Francesco Moser y cambio de la Maglia Rosa definitivo de Laurent Fignon a Moser. El trentino ganó a una media de 50.977 km/h, recuperando en 42 km una desventaja de 1’21” sobre el francés.
    • 2010, Verona-Verona: etapa a Gustav Erik Larsson, Ivan Basso no fue retado por la victoria final.
  • Cima Coppi – Passo Gavia – El Gavia será la Cima Coppi del Giro d’Italia por octava vez. En ocasiones anteriores (1996, 1999, 2004, 2006, 2008 y 2010) solo se disputó una vez, no se asignó (se canceló debido al mal tiempo en 1989) y se sustituyó por Tre Cime di Lavaredo.
  • Ubicación de etapas inéditas en la historia del Giro: Fucecchio, Vinci, Cassino, San Giovanni Rotondo, Ceresole Reale, Lovere, Commezzadura, Anterselva, Valdaora, Santa Maria di Sala, Passo Croce d’Aune.
  • Emilia Romagna es la región con más ciudades de etapa, 7 (5 salidas y 2 llegadas), seguida de Piamonte y Veneto con 6 (3 salidas y 3 llegadas para Piamonte y Veneto).

ok

ko