1988

El de 1988 fue un Giro bastante desafortunado que incluyó caídas, protestas y mal tiempo. Esto opacó las noticias deportivas. La victoria fue merecidamente otorgada por primera vez a un corredor extranjero, Hampsten, seguido de Breukink y Zimmerman.

Curiosidad

En Borgo Valsugana, el Giro tocó el drama: a aproximadamente un kilómetro de la llegada, algunos corredores salieron de la carretera invirtiendo a una mujer embarazada, que afortunadamente solo informó lesiones menores sin consecuencias para su embarazo.

1989

Laurent Fignon, ya ganador del Milan-Sanremo en el mismo año, regresó al Giro. Desde Sicilia, los corredores volvieron al norte, dando lugar a muchos episodios interesantes y destacando el talento del escalador Luis Herrera y las ambiciones de los jóvenes Cipollini y Bugno que lograron alcanzar su primer objetivo en el Giro. La carrera terminó triunfante en Florencia con Fignon primero y detrás de él Giupponi y Hampsten.

Curiosidad

Entre las noticias a informar se encuentran el cambio de patrocinadores para la clasificación de puntos, de Termozeta a Malerba, el establecimiento de una camiseta “azzurra” y la presencia en el Giro de los corredores de la Unión Soviética que formaron parte de un equipo de profesionales de San Marino incluso si legalmente todavía eran considerados amateurs por sus autoridades.

GALLERY

mirar la gallery

1990

La salida de Bari, con una cronómetro que se desarrolló a lo largo del paseo marítimo, registró la superioridad indiscutible de Gianni Bugno, que ya había comenzado su temporada con una gran victoria en el Milan-Sanremo. Bugno trajo ininterrumpidamente la Maglia Rosa de Bari a Milán, igualando a los corredores del pasado tal como Girardengo (1919), Binda (1927) y Merckx (1973). Detrás de Bugno llegó segundo Mottet y tercero Giovannetti.

Curiosidad

Para evitar la coincidencia con los Campeonatos del Mundo de Fútbol, ​​que además se disputaron en Italia, el Giro se anticipó unos días y se redujo de dos etapas. En la etapa de Aprica, el Mortirolo se enfrentó por primera vez, lo que se juzgó de inmediato como muy severo, aunque si se subía desde el lado de Monno. El Giro regresó a Milán para su epílogo con un circuito alrededor del Parque Sempione con llegada frente al Castello Sforzesco.

1991

El Giro, después de la fugaz aparición de 1961, regresó a Cerdeña, estableciendo su salida de Olbia. En la sexta etapa de Sorrento-Scanno, Chioccioli definitivamente tomó posesión de la Maglia Rosa. Después de haber defendido brillantemente en el Monviso y en el Sestriere, se convirtió en el protagonista de la escalada más maravillosa de Mortirolo. Bajó hasta la mitad de la colina, continuó en solitario en Aprica y Santa Cristina y, después de cincuenta kilómetros de escapada, ganó una de las etapas más emocionantes del Giro. Chiappucci y Lelli llegaron detrás de él a Milán en el podio.

Curiosidad

El cierre del Paso de Stelvio debido al peligro de avalancha, programado en Tirano-Selva Valgardena, obligó a los organizadores a modificar la ruta con la adición de Tonale y Palade. Al día siguiente, se informó de la intransitabilidad del paso de San Pellegrino debido a un deslizamiento de tierra. La etapa se desvió hacia Fedaia, permitiendo el doble paso de Pordoi.

1992

Representantes de veintitrés naciones se enfrentaron con gran esfuerzo, aunque desde la tercera etapa el español Indurain controló la carrera a voluntad. Las etapas planas vieron emocionantes duelos entre los velocistas, entre los que se distinguieron Bontempi y Cipollini, este último también merecidamente ganó la Maglia Ciclamino. El epílogo en Milán destacó los talentos de cronoman de Indurain, quien conquistó el Giro, seguido de Chiappucci y luego de Chioccioli.

Curiosidad

En el cronómetro final, Indurain infligió grandes destacamentos a sus oponentes. Incluso en la final, alcanzó Chiappucci salido tres minutos antes. Hubo una gran deserción, bastante criticada por la prensa no solo italiana, la del campeón mundial Gianni Bugno, que prefirió concentrar sus programas en el Tour de Francia.

1993

La salida se dio por primera vez desde la Isla de Elba, que ya había visto una rápida presencia del Giro en 1980. Al principio, la carrera estaba dominada por los hombres del equipo Mecair con Argentin en la primera fila, pero después de la contrarreloj de Senigallia, cuidadosamente controlada por Indurain, el mismo logró una espectacular contrarreloj en Pinerolo – Sestriere, poniendo el sello final a la carrera y repitiendo el éxito del año anterior. Detrás de él, Ugrumov llegó segundo y Chiappucci tercero.

Curiosidad

Por primera vez desde 1954, la RAI no estuvo presente y fue reemplazada por el RTI de Silvio Berlusconi, quien confió la planificación del evento a Italia1. El impulso dado por RTI fue notable y marcó un punto de inflexión en la interpretación de la carrera ciclista desde el punto de vista de la televisión.

Mira el especial

1994

Para satisfacer las urgentes solicitudes recibidas de varios lugares en el extranjero, el Giro cruzó las fronteras de Eslovenia, Austria y Francia. En el nivel atlético, dos jóvenes estuvieron en el centro de atención: Eugenj Berzin, excepcional en la contrarreloj de Follonica, quien terminó ganando el Giro, y Marco Pantani, quien especialmente en la etapa de Mortirolo dio un ensayo de sus excelentes habilidades como escalador y fue segundo en frente a Indurain.

Curiosidad

Tres días antes de la presentación oficial, el periódico Tuttosport de Turín reveló el recorrido del Giro con una primicia. Pero la Administración, en menos de 24 horas, logró cambiar la ruta, cambiando solo la ubicación de una etapa e incluyendo la cronoescalada del Bocco, la que demostró ser un gran éxito.

1995

Giro disputado en nombre de la lluvia, el frío y la nieve. Indiscutible fue la superioridad de Toni Rominger, quien controló la carrera a voluntad, y luego frenó cualquier ambición en la contrarreloj de Selvino. En la última etapa de Milán, las últimas cinco vueltas del circuito de Corso Sempione, debido a la lluvia y las carreteras resbaladizas, se neutralizaron para la clasificación general y solo corrieron para el resultado de la etapa. El resultado final vio primero a Rominger, seguido de Berzin y Ugrumov.

Curiosidad

En la etapa Mondovì-Briançon, una avalancha en el Colle dell’Agnello invirtió algunos autos de la secuela oficial y bloqueó la carretera. La carrera se detuvo en Chianale di Pontechianale para una llegada de emergencia, donde el Traguardo Intergiro ya había sido arreglado. La etapa 21 con la llegada a Luino sufrió una variante del recorrido en la parte final porque el alcalde de Brissago Valtravaglia no permitió la autorización para el paso de la carrera.

1996

1996 fue el año del centenario de La Gazzetta dello Sport, concomitante con el centenario olímpico. Atenas fue elegida para celebrar los dos eventos y después de 3 etapas por lugares míticos de Grecia, los corredores llegaron a Italia desde Brindisi, para continuar la ruta olímpica ideal a través de las ciudades de Magna Graecia hasta entonces a Lausana. Después de un comienzo dominado por los velocistas, se impusieron Tonkov y Olano. Solo en la penúltima etapa, con las subidas a Gavia y Mortirolo, Tonkov logró cerrar el juego y llegó a Milán como ganador, seguido por Zaina y Olano.

Curiosidad

Cada etapa estuvo dedicada a un gran campeón del deporte para recordar a las grandes compañías olímpicas. Expirado el contrato de cuatro años con las cadenas de televisión de Berlusconi, se reanudaron las negociaciones con la RAI, pero una vez más fracasó y el Giro fue transmitido nuevamente por RTI.

1997

Después de una dominación inicial por Tonkov, quien ya había ganado la Maglia Rosa en el tercer día de la contrarreloj en San Marino, en el área de Breuil Cervinia, Ivan Gotti anotó una acción abrumadora que lo llevó a la cima de la clasificación. Strenua fue su defensa en el terrible Mortirolo y los ataques de los adversarios fueron inútiles. En Milán, donde su compañero de equipo Cipollini logró su quinta victoria de etapa y Maglia Ciclamino, fue reconocido por una victoria legítima. Tonkov llegó detrás de Gotti, luego seguido por Guerini.

Curiosidad

En la octava etapa, al comienzo del descenso hacia Maiori, un gato cruzó la carretera causando la caída de algunos corredores, incluido Pantani, que llegó a la línea de meta muy atrasado y luego se vio obligado a retirarse. Unos días antes de la salida de Venecia, hubo una protesta sorprendente de algunos miembros de la Liga del Norte que tomaron posesión del Campanile en la Piazza San Marco. Por este motivo, se decidió cancelar la ceremonia de presentación y, al principio, faltó la asistencia del público.

patrocinador

ok

ko